Un tiempo de búsqueda
con el Espíritu Santo

AYUNO CONGREGACIONAL
DEL 8 AL 31 DE ENERO – 2024

¿Cómo ayunar?

El ayuno es un tiempo de búsqueda e intimidad con Dios. Es abstenerse de alimentos, para enfocarse en un período de crecimiento espiritual. Específicamente, humildemente negamos algo a la carne para glorificar a Dios, mejorar nuestro espíritu, y profundizar en nuestra vida de oración.
Hay quienes ayunan medio día, 24 horas, varios días, un mes o más. No obstante, el cómo ayunas, cuánto tiempo ayunas y de qué ayunas no es tan importante como el por qué detrás del ayuno.

Tipos de ayuno en la Biblia:

El de Daniel, por ejemplo, fue un ayuno parcial – donde sólo comió legumbres y agua y se abstuvo de las mejores comidas (Daniel 1:8-16).
Otro ejemplo es Pablo, que ayunó absolutamente (sin NADA de comida ni agua) por tres días (Hechos 9:9).
Por lo general, los ayunos de comida sólo incluyen agua y/o jugo 100% natural (cafeína y azúcar tienen un efecto más dramático en un cuerpo sin comida sólida).

Día 24

“Buscad a Jehová mientras pueda ser hallado llamadle en tanto que está cercano.” Isaías 55:6Terminamos este tiempo de ayuno con esta escritura: busquemos al Señor mientras podamos, porque todavía Él está cerca. Ahora es el tiempo cuando los que se han apartado de sus...

Día 23

“Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.” Santiago 2:26Por su gracia recibiste al Señor Jesucristo como tú Señor y Salvador, pero fue a través de tu fe que esto sucedió. El Espíritu Santo puso en ti y en mí una medida...

Día 22

“Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia,y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios.” Miqueas 6:8¿Cómo debemos acercarnos al trono de Dios? ¿Qué debemos hacer cuando le buscamos? Pensamos que al hacer buenas...

Día 21

“Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados.”...

Día 20

“Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia” Colosenses 3:12Todos estos días hemos estado en una constante búsqueda de nuestro Padre celestial para convertirnos en todo...

Día 19

“Gócense y alégrense en ti todos los que te buscan, y digan siempre los que aman tu salvación: Jehová sea enaltecido.” Salmos 40:16Cuando te buscamos y meditamos en la salvación es imposible que no nos alegremos y nos gocemos en ti. Recuerda en dónde estabas antes de...

Día 18

“Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.” Juan 16:33Es tu paz la que permanece en aquellos cuyo pensamiento persevera en ti. Una paz que el mundo no puede dar porque sólo viene de...

Día 17

“Sean nuestros hijos como plantas crecidas en su juventud, nuestras hijas como esquinas labradas como las de un palacio” Salmos 144:12Gracias Señor por nuestros hijos, tú nos los distes para amarlos, cuidarlos y llevarlos por caminos tuyos. Perdónanos Padre por no...

Día 16

“Porque una mujer, cuya hija tenía un espíritu inmundo, luego que oyó de él, vino y se postró a sus pies.” Marcos 7:25 Ella se postró a sus pies en rendimiento para clamar por la vida de su hija. ¿Cuántas veces tanto tú como yo hemos estado en esa situación? Ella no...

Día 15

“Por amor de tu nombre, oh Jehová, perdonarás también mi pecado, que es grande.” Salmos 25:11-15Que maravilloso es conocer al único que perdona todo pecado cuando nos acercamos a él con un corazón humilde y manso lleno de arrepentimiento. El relato de una mujer que...
Algunos consejos prácticos:
Planifica de antemano

No es una buena idea comer todo lo que te encanta hasta saciarte antes de un ayuno. Varios días antes del ayuno, ve comiendo menos porciones y con menos frecuencia. Así mismo, el día que termines el ayuno, empieza con porciones pequeñas y bajas en grasa Entra y sal del ayuno lentamente.

Separa tu tiempo

El propósito del ayuno es darle tiempo a que Dios moldee tu corazón y tu carácter. Escoge un día en el que puedas sacar tiempos para estar con Dios y trabajar uno de los propósitos antes mencionados.

Presenta tu ayuno a Dios

Cuando llegue el día, saca un tiempo para presentarte delante de Dios y presentar el por qué del ayuno. Pídele a Dios que te de fuerzas para completar el periodo de ayuno, que sea un tiempo de crecimiento espiritual para tí y que sea un tiempo de agrado para Él. Disfruta de Su presencia y permite que Dios te transforme.

Ve poco a poco

Si nunca has ayunado o has ayunado muy pocas veces, empieza con algo sencillo. Intenta un ayuno de medio día, sólo de agua y 100% jugo. Empieza por la mañana y termina tu ayuno con una leve cena, utilizando el tiempo de desayuno y almuerzo para Dios. Recuerda, Dios no se va a impresionar si el ayuno es más difícil – no ganamos el favor de Dios a través de nuestra miseria. ¡Ya ganamos el favor de Dios a través de la obra redentora de Jesús!

Misión secreta

Dejemos que Jesús explique esta:
“Pero tú, cuando ayunes, lávate la cara y péinate. Así, nadie se dará cuenta de que estás ayunando, excepto tu Padre, quien sabe lo que haces en privado; y tu Padre, quien todo lo ve, te recompensará.” (Mateo 6:17-18)

Entrega tu ayuno con gratitud

Antes de terminar tu ayuno, separa un último tiempo para agradecerle a Dios la oportunidad de crecer en Él y ser moldeado por Él. Pídele que te recuerde siempre lo que aprendiste durante este tiempo y que te ayude a no deshacer lo que Él hizo en ti. Luego, ¡come y deléitate en la provisión física de Dios!