“Tu encenderás mi lámpara; Jehová mi Dios alumbrará mis tinieblas.”

Salmos 18:28

Luz es tu Palabra a mi vida y lumbrera en mi camino y no habrá tinieblas que prosperen. Tú eres mi Dios que me ciñes de tu verdad, y tu verdad es poder. Tú ensanchas el camino delante de mí para que mis pies no resbalen porque calzo las sandalias de tu paz. Tú eres el escudo que apaga todo dardo de fuego que quiera venir contra mí y me llenas del gozo de tu salvación. Me cubres con la coraza de justicia porque me has justificado y me has redimido para que todos los enemigos de mi alma sepan a quien le pertenezco. Levanto la espada del Espíritu que es tu Palabra y librarás mi ser de todos los que asechen mi vida.

Oración

Padre, abro mi boca para orar y velar en el Espíritu y llenar el trono de tu gracia, creyendo que escuchas mi oración para que cuando llegue el día difícil, el momento y la circunstancia inesperada, cuando el temor toque a la puerta, yo estaré preparado para hablarle a las realidades y recordarles que mi Redentor vive y a él le pertenezco, en el nombre de Jesús.