“Y hablaba Jehová a Moisés cara a cara, como habla cualquiera a su compañero. Y él volvía al campamento; pero el joven Josué hijo de Nun, su servidor, nunca se apartaba de en medio del tabernáculo.”

Éxodo 33:11

Moisés buscaba la Presencia de Jehová y cuando salía al tabernáculo de reunión, todo el pueblo de Israel se levantaba y adoraba a la puerta de su tienda. En el Tabernáculo de Reunión, residía la Presencia de Jehová. Cuando Moisés entraba la columna de nube descendía y se ponía a la puerta del tabernáculo, mientras Jehová le hablaba a Moisés. En esa intimidad y búsqueda constante, él escuchaba la voz de Jehová y recibía la guianza e instrucciones para dirigir al pueblo. ¿Necesitas tú esa guía de Dios para dirigir tu vida y la de los tuyos, para dirigir tu empresa o tu ministerio? ¡Sumérgete en su Palabra! Hay personas que te observan y ellos van a desear lo que tú tienes. Podemos leer como el joven Josué aprendió, sirvió y nunca se apartó de buscar la Presencia de Jehová. Demos el ejemplo a nuestra generación y descendencia para que ellos aprendan que todo lo que Dios tiene para ellos es bueno, pero que hay que desearlo y buscarlo con todo tu ser.

Oración

Padre, que, en esa búsqueda de vivir bajo tus principios, seamos capaces de influenciar a nuestra próxima generación. Que podamos modelar a nuestros jóvenes y niños que Cristo es quien dirige nuestras vidas y que nuestras acciones responden a nuestras palabras, en el nombre de Jesús.