“Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: no temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú.”

Isaías 43:1

Hoy es un buen día para combatir todo pensamiento contrario a la Palabra de Dios que quiere venir a estorbar y debilitarte. Recuerdo que fui redimido y que el Señor mi Dios me formó en el vientre de mi madre y ordenó planes para que ni uno dejara de cumplirse. Hoy su Santo Espíritu me trae a memoria que, si tengo que pasar por aguas de turbulencia Él estará conmigo, aunque cruce por ríos revueltos, las aguas no me cubrirán. Si estallara fuego a mi alrededor no me tocará porque las llamas se consumirán. Tú me escogiste para que yo camine con total seguridad. Reconozco que eres mi Dios, mi único Dios, mi Señor y Salvador y el de toda mi familia.

Oración

Padre, hoy terminamos nuestra primera semana de ayuno. Unidos hemos estado en una búsqueda de tu presencia. Damos gracias al Espíritu de Dios que nos ha sustentado, guiado, y continúa caminando a nuestro lado para mantenernos firmes y buscar tus deseos, en el nombre de Jesús.